Poemas de Eugenia Margarita

Contratapa:
Voy a intentar resumir lo que opino sobre la calidad poética de un ser
multifacético –Eugenia Margarita Loveira–: médica (experta en cirugía),
escultora, pintora y escritora.
Precisamente… a través de la escritura revela sus condiciones de artista
plástica: pule sus palabras y dota de un colorido impresionista algunos pasajes
de su poesía, como lo advertimos en EL AMOR Y LA PENA. Comienza
este poema con la misma inquietud de Bécquer, aunque su pensar y su sentir
es algo muy peculiar de ella.
Debería mencionar y destacar cada uno de sus poemas, pero ese placer se
lo dejo, íntegramente, al lector.
Entre los que me resultaron más sensibles –eso sí, tan logrados como toda
la obra– señalo LOS AÑOS MADUROS y ¿PARA QUÉ? – en cuya segunda
estrofa nos invita a palpar la vida en plenitud: “¿Para qué añorar la antigua
dicha y buscarnos amarga desazón? / Sólo soñar es bueno. / Sólo vivir a pleno, / y
sonreír, ¡cantando una canción!”. En este poema… Eugenia Margarita concentra
toda la fuerza de una verdad irrefutable contenida en esa filosofía vital
que le ha permitido mantener, con brío permanente, su espíritu juvenil a lo
largo de su extensa –e intensa– existencia.
Eugenia Margarita Loveira posee una rica impronta lírica que circula, siempre,
por cauces estéticos. Ella ha logrado conquistar la dinámica interior de
las cosas y sabe percibir el soplo secreto de la naturaleza.
Gracias a lo sensible de su espíritu… Eugenia nos brinda un bálsamo que
nos permite proyectarnos hacia un infinito en donde la imaginación baila
en total libertad. Y consigue –como toda alma lírica– que su torrente expresivo
vaya más allá del pensamiento. Cada ser murmurado, cada objeto que
nombra, cada personaje que fluye de su manantial sonoro… se convierte en
el primer impulso de un ensueño y de un movimiento creador de lo poético.
En suma: nos hallamos ante una obra que es un canto al AMOR –en todas
sus formas–, y a la vez una salmo a la VIDA.
TOMÁS BARNA

La Dra. Eugenia Margarita
Loveira nació en Buenos Aires el
10 de Abril de 1923.
Es Médica, Docente y Asistente
Social. La Medicina fue la gran
vocación de su vida y la ejerció sin
descanso. “Quiero ser Médica”
dijo al nacer, según sus cómicas
palabras. Y lo fue en grado sumo.
Además pintó numerosos cuadros,
esculpió mármol e hizo deportes.
Tuvo dos hijos hermosos. Recién
hoy, en el 2017, la vida le ha
permitido expresar en estos
poemas algunas vivencias a lo
largo de su existencia.
El éxito de su reciente obra autobiográ
fica “Eugenia Margarita” nos
exime de todo elogio.
Leamos a Bécquer: “No digáis que
agotado su tesoro de asuntos falta,
enmudeció la lira podrá no haber
poetas, pero siempre: habrá
poesía”.
Todo está reflejado en los poemas
recopilados en la presente obra.

ÚLTIMOS TÍTULOS
PUBLICADOS
NOVELAS:
¡SENTIR, ARDER, VIBRAR!
DE TOMÁS BARNA
ENTRE MAREAS
DE EMIL GARCÍA CABOT
CAMBIO
DE SUSANA BOTTO
1945- SECRETAS VIBRACIONES
DEL PASADO
DE NÉLIDA HABESHIAN
LAS PUERTAS DE LA PIEDAD
DE LIRIA GUEDES
ENSAYOS:
DIÁLOGO/DIALOGO CON MI
OBRA POÉTICA
DE CRISTINA PIZARRO
INFANTIL:
CUADERNOS DE QUELE – DE
LA MAÑANA, DE LA TARDE Y
DE LA NOCHE
DE CRISTINA PIZARRO
POEMARIOS:
DEL MÁGICO SOMBRERO
DE RICARDO PLAUL Y DAVID
ANTONIO SORBILLE
HOMBRE DE TIERRA-MUJER
DE MAR DE GRACIELA
MOSQUERA Y CARLOS N.
CARBONE
POR LA SENDA DEL DOLOR
DE ELVIRA LEVY
JUGLAR SIN TIEMPO
DE IGNACIO GIANCASPRO
NARRATIVA:
CUENTOS DE RECIENVENIDOS
DEL GRUPO MACEDONIO
FERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *