Prólogo para “Cuentos y más cuentos…” ¿Para pensar o para soñar?

Título completo: “Cuentos y más cuentos…” ¿Para pensar o para soñar? ¡Las dos cosas! “Cada palabra deja un recuerdo en el corazón” Autora: Nidia Requena.

por Graciela Licciardi

      Así titula Nidia Requena este nuevo libro que nos en­trega su alma de narradora innata, como ya lo hicie­ra en sus libros anteriores que tuvieron mucha aceptación en el público al que ella se dirige y es, nada más y nada menos que los niños pequeños de jardín como en Chiqui­lines Chiquitines, 2007 y 2011 respectivamente, como así también a los jóvenes con Cuentos y algo más que editara en el 2007.

En cada cuento encontraremos que la dinámica de la autora es llevar al lector a la intriga, al misterio, al descon­cierto que suscita el no saber de inmediato qué es lo que va a suceder, creando un suspenso que finalmente termina en una gran sorpresa.
Nidia se encarga, muy bien, de llevarnos por un camino determinado cuando de pronto el final, muchas de las ve­ces, es una vuelta de tuerca literaria, un desenlace que nos provoca una sonrisa, otras y son las más: una reflexión o cierta nostalgia.
Ningún personaje de los cuentos está puesto al azar, cada uno tiene una significación simbólica y a la vez alec­cionadora.

El señor Hipólito, por ejemplo, un cuento que ha sido publicado en un libro anterior y por el cual ha obtenido un premio a la creatividad, es vuelto a traer a las páginas de este libro y a continuación, la autora, haciendo referencia al mismo, en Otra vez, el señor Hipólito, nos narra sobre un personaje no tenido en cuenta en aquel cuento y lo rei­vindica, con un tono de ternura y encantamiento que nos deleita en su lectura.

No falta la denuncia social como en ¿Quién fue el culpa­ble?en el que Nidia nos deja pensando en los desastres que el poder y la discriminación ejercen sobre la ignorancia y las consecuencias que ello trae aparejado. En ¿Qué querés ser, cuando seas grande?veremos reflejado la típica coacción de los adultos sobre los niños y alguna posible frustración.

Personajes entrañables como Polina, una pulga jugueto­na, Melisa, una niña de quince años con su diario, Dulcina, la abeja que se vuelve viejita, Casimiro, un hombre valien­te, un abuelo bonachón que narra cuentos a los niños, una garza triste que nos deja enseñanzas, el animal verde que hace pegar grandes sustos a los habitantes de un pueblo tranquilo, un cuervo cascarrabias, en el cual nos podemos sentir identificados o el sapo que también tiene sus virtu­des, aunque algunos no puedan reconocerlo, como ocurre, en ocasiones, con los seres humanos.

Nidia también trabaja las diversas miradas de una mis­ma cosa en el cuento El retrato y en El bastón negro resalta los valores morales, como así también las buenas costum­bres a través de El Sol y La Luna. En el cuento Efecto dominó nos señala el disloque que se puede provocar en un instan­te, como así la confusión terrible descripta en Los nenes.

En El lápiz mágico apreciaremos cómo Javier, a través de ese objeto, alcanza un logro inusitado o en Fantasía donde Nidia Requena trabaja lo onírico y hace un juego de sueños y vigilia entre Mariano, un niño pequeño y sus juguetes.

De manera, entonces, puedo manifestarles que en la lec­tura de este libro CUENTOS Y MÁS CUENTOS… ¿PARA PENSAR O PARA SOÑAR?¡Las dos cosas!, es verdad que, como expresa la autora: “Cada palabra deja un recuerdo en el corazón”.

Es un libro que recomiendo por su ternura, alegría, di­namismo y sobre todo, de una profunda humanidad.